Eficacia de la Psicoterapia

Algunas preguntas que nos pueden venir a la mente al pensar en la psicoterapia pueden ser: ¿es realmente efectiva la psicoterapia? ¿es mejor hacer una psicoterapia o no hacer nada? ¿psicoterapia o medicinas? ¿es mejor hablar con un amigo o hacer una psicoterapia? ¿de qué depende el éxito de una psicoterapia?

A la hora de resolver un problema siempre intentamos encontrar la solución más eficaz, barata y con menos efectos adversos. Estas cuestiones han preocupado a psicólogos y científicos desde el nacimiento de la psicoterapia y se han hecho esfuerzos por medir y mejorar su eficacia.

La APA (American Psychological Association) es una institución mundialmente reconocida en el ámbito de la psicología y un referente para académicos y psicólogos. Recientemente, en 2012, la APA publicó los resultados de un estudio que analizó más de 140 investigaciones sobre la eficacia de la psicoterapia. Este es el enlace de esta publicación: http://www.apa.org/about/policy/resolution-psychotherapy.aspx

El estudio muestra que los efectos de la psicoterapia son significativos y elevados y, en todos los grupos de edad, sus resultados superan o son comparables al efecto de muchos fármacos. Además, algunas de las intervenciones farmacológicas o procedimientos médicos conllevan efectos secundarios adversos y un coste económico más elevado. La psicoterapia normalmente reduce el número de visitas al médico y el gasto sanitario.

También se concluye que los efectos de la psicoterapia, además de elevados y significativos, se mantienen en el tiempo en la mayoría de los problemas y hay menos probabilidad de necesitar un nuevo tratamiento para el mismo problema en el futuro.

Las personas tratadas con psicoterapia adquieren durante la intervención una serie de habilidades que les resultarán útiles más allá del tratamiento, por lo tanto se continuarán produciendo mejoras tras acabar el mismo.

La psicoterapia es especialmente eficaz en personas con ansiedad y depresión, y estos tratamiento pueden ser más breves comparado con otras intervenciones.

Estos estudios también exponen que la psicoterapia tienen grandes efectos beneficiosos en comparación con la ausencia de tratamiento, confirmando su eficacia en las diversas condiciones y contextos de la persona. El tratamiento psicológico es muy superior a la remisión espontánea y al efecto placebo.

Al comparar las distintas modalidades de psicoterapia no se encuentras diferencias significativas y un gran efecto de la intervención se asocia a factores contextuales y relaciones. Es decir, los resultados sugieren que el contexto o el ambiente en la terapia, las características del terapeuta y la relación que se establece entre el paciente y el terapeuta influyen significativamente en la eficacia de la terapia.

En cuanto al tiempo que se dedica en una psicoterapia, comparándolo con el tiempo que dura la medicación y otras intervenciones, la evidencia muestra que la mayoría de los pacientes pueden recuperarse de los problemas en un periodo menor de tiempo.

Como conclusión, la psicoterapia es rentable, reduce el efecto de los problemas o trastorno, mejora el funcionamiento de la persona en su día a día, en su trabajo y con su familia y disminuye los días de hospitalización o asistencia médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *